Haciendo una casa (Making a House) [Versión en español]

Mientras dábamos una vuelta por San Juan Vallarta, Puebla, de repente vi una estructura masiva que al principio pensaba que era una iglesia u otro edificio público. Pero el edificio imponente con muros que son dos veces mi altura de hecho es una casa construida por dinero de los EUA. Es muy diferente que la casa con pisos de tierra que estaba visitando por varias horas.

Haciendo una casa, como la casa que vi en Vallarta, es el sueño principal de ir a EUA y una marca de riqueza al regresar a México. En lo que he visto y escuchado en mi investigación, la mayoría de personas hacen una distinción entre los migrantes que lograron construir una casa de los dólares que ganaron y lo que no pudieron. Los que no pudieron hacer una casa son los que fracasaron y que, según las comunidades, seguramente malgastaron sus ganancias. Los migrantes mismos me dicen que se arrepienten de no haber hecho una casa.

La casa no es solamente para ellos sino también para sus papás. De hecho, un migrante me contó que su papá nunca pudo hacer una casa porque ganaba muy poquito como obrero y que un día su mama estaba al punto de llorar diciendo que si alguien podría construir una casa para la familia, sería él, su hijo. Cuando le entrevisté, estaba muy deprimido por la muerte de su mama, el fracaso de su negocio y sus dos deportaciones y lo único que le animó era que logró hacer una casa y que su mama vivía allá por unos años antes de que falleciera.

Todavía no entiendo este enfoque en hacer una casa. Lo puedo ver de la perspectiva de mi novio, un arquitecto, que quiere diseñar su propia casa por las posibilidades artísticas del proceso. Pero los migrantes que he entrevistado no se enfocan mucho en los detalles del diseño de la casa. La idea de hacer una casa tiene que ver con la seguridad y el patrimonio que viene de construir algo tangible.

Tal vez lo que sufren en el trabajo duro de los EUA, el estrés de los gastos estando allá, y la amenaza constante de la migra les hace querer señalar algo tangible que muestra que valía la pena. Muchas de las casas se quedan vacías porque sus dueños permanecen en los EUA. Pero de todos modos son un recuerdo para ellos que los retos de la migración vale la pena y también las casas representan una esperanza en el futuro.

Advertisements
This entry was posted in From Central Mexico. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s