Iglesia en construcción (Church under Construction) [Versión en español]

Después de un día lleno de entrevistas y pláticas, me desperté temprano el domingo para dar una vuelta por El Arenal, uno de los pueblos que estoy investigando. Mientras paseaba por las calles, todos los demás habitantes que vi estaban caminando en la misma dirección. A pesar de que estaba casi segura a donde iban, decidí seguirlos para ver.

Pero en vez de entrar en una iglesia elegante, los que iban adelante entraron por un hueco en el alambre a un terreno que parecía ser abandonado. Al llegar allá, vi el letrero: “Construimos el templo de …” con un imagen de Jesús y me di cuenta de que iban a celebrar la misa en este templo en construcción.

La estructura básica del edificio sí existió: un techo y columnas de concreto. Pero eso fue todo. La única pared era la de atrás del altar y la única decorada era una cruz. La gente que llegó por la misa de las ocho se sentaron en sillas de plástico como las que están en las taquerías o se apoyaron en arboles afuera de la iglesia (se podía ver fácilmente por la falta de paredes).

Mientras observaba, quise idealizar la escena como un ejemplo de fidelidad en el proceso. Lo imaginé como gente comprometida a trabajar en conjunto para construir la iglesia con una esperanza constante en frente de ellos, representado y hecho real en la misa. Arrepentí por no haber traído mi camera para recordar la escena.

Pero cuando me regresé a la casa donde era hospedada y les pregunté sobre la iglesia, me quitaron la ilusión. Parece que la iglesia había sido en construcción desde hace años y que la obra no avanzó  debido a conflictos en el pueblo y con el sacerdote. Dijeron que al principio la gente se entusiasmaba mucho por el proyecto pero que ya no existe tanto apoyo y le hace falta muchos fondos para terminarlo.

Por la Iglesia en construcción, temporadas así son muy comunes. Comunidades que deben ser un ambiente de amor y apoyo mutuo de repente son divididas y se quedan con vacíos. Esposos que supuestamente tomaron votos para siempre se separan.

En el mundo en construcción suele parecer que se ha parado la obra. Como una migrante de regreso me explicó, después de años viviendo feliz con su pareja en los Estados Unidos, el machismo reapareció al llegar de vuelta a su pueblo. Aún peor, como vimos esta semana pasada, la desesperación de los seres humanos y la falta de políticas justas de gobiernos  hacen la migración un camino a la muerte. Hasta ahora, han encontrado 194 cuerpos de migrantes que murieron cuando un barco se volcó en el Mediterráneo cerca de la costa de Italia.

Cuando mi amigo terminó toda la historia de la construcción de la iglesia en El Arenal, pregunté sin mucha esperanza, “¿Piensas que la van a terminar algún día?” “Seguramente,” me contestó, “algún día.” A veces puede parecer que nuestra iglesia en construcción y nuestro mundo en construcción no avanzan o aún se están empeorando. Pero, exactamente como la promesa representada en la misa en aquella iglesia media construida, construimos hacia una meta real, una esperanza que se va a realizar.

Advertisements
This entry was posted in A Journey of Faith. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s